miércoles, 16 de mayo de 2012

Desde aquella habitacion,


Relatar el principio no puede ser tan complicado, antes iba deprisa, perdóname si voy despacio. Arrancad los motores,  que no haya silencio, descorcharemos las mejores bebidas que tenemos. Aunque estoy agotado,
iré a buscar lo que me pidas. Desde aquella habitación, desde aquel rincón tan exquisito, lanzamos un mensaje para todo el universo. A través de aquel calor, yo me transmito al exterior, por tus gestos, en tu arte, por los nuestros, en tu forma de entenderlo, ha merecido.. Trataré de llevarme imagenes que me harán la espera soportable, fueron incalculables diamantes al fondo en cada una de las tardes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario